Culpar a otros de nuestras desdichas es una
muestra de ignorancia; culpamos a nosotros mismos
constituye el principio del saber; abstenerse
de atribuir la culpa a otros o a nosotros mismos es
muestra de perfecta sabiduría.

Epicteto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s