Voy a autocitarme

El siguiente texto lo escribí sobre Noviembre de 2006 aproximadamente, como comentario en una web que hablaba sobre la fotovoltaica.

Por si alguien lee esto: siento ser tan pesado, y perdona la redacción que igual está un poco liada.

Las placas solares fotovoltaicas, actualmente, tienen un rendimiento irrisorio, esto no supone un derroche de combustible, pero si de espacio, bien que cada vez escasea más.

Donde antes había una huerta vegetal ahora se la llama huerta solar de tal manera que para instalar unas potencias de generación aceptables hemos de instalar grandes superficies, inutilizándolas para otras actividades.

Actualmente con las normativas vigentes, para huertas solares de menos de 100 kW se les está pagando la energía un 575% por encima de la tarifa eléctrica. Esta medida ha favorecido la instalación de gran cantidad de centrales de este tipo, sin embargo esta medida pronto cambiará lo cual frenará la instalación de estas centrales.

Dándole vueltas a esta situación con mis compañeros de carrera, y viendo la continua innovación sobre placas fotovoltaicas: creándose placas de colores, transparentes, más finas, más gruesas… Esto a nosotros nos da pie a creer que el futuro está en la integración arquitectónica de la energía solar, en vez de utilizar revestimientos tradicionales como mármoles, vidrieras, etc, la idea sería utilizar estos materiales, si bien no en toda la fachada, si en los sitios que tradicionalmente han estado expuestos a la radiación solar como podrían ser cocheras, cubiertas, para-soles de ventanas, y por qué no, también podrían colocarse en fachada como posible elemento decorativo.

Claro que encarecería mucho las construcciones y como joven aspirante a una vivienda (comprada o alquilada) esto repercutirá mucho en mi, por eso también pensamos que esto es practicable a nivel empresarial o municipal, es decir, que sean los edificios privados y los públicos los que primeramente implanten estas ideas, y posteriormente, cuando la producción de las placas se beneficie de economías de escala, prácticamente todos podremos acceder.

Ya en 2006 contemplaba la necesidad de desarrollar la integración fotovoltaica y de una forma indirecta el autoconsumo energético, la integración arquitectónica implica usar superficies marginales, espacios poco optimizados y por tanto espacios con escaso soleamiento. Hoy ya la he probado, y me plantea dudas sobre su viabilidad…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s